Asociación Pitiusa de Ayuda a Afectados de Cáncer
oncocaminata

Casi un 40% de los casos de cáncer son evitables siguiendo hábitos de vida saludables

El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial del cáncer, enfermedad de la que cada año se prevé que se diagnostiquen 14 millones de casos nuevos en el mundo.

DATOS SOBRE EL CÁNCER

— Cada año 9,6 millones de personas mueren de cáncer.

— El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo

— Para el año 2040, los expertos estiman que la cantidad de muertes por cáncer se elevará a 16,5 millones.

— En España se diagnostican más de 150.000 casos nuevos cada año y es la causa del 25% de los fallecimientos en nuestro país.

— Más de un tercio de los casos de cáncer se pueden prevenir. Otro tercio se puede curar si se detecta de forma temprana y se trata adecuadamente.

CONSEJOS PARAPREVENIR EL CÁNCER

Los cánceres pueden deberse a múltiples causas y, al igual que otras enfermedades, la mayor parte de ellos son consecuencia a la exposición de diversos factores causales distintos. Alrededor de un tercio de los casos de cáncer puede evitarse reduciendo riesgos asociados a la conducta y alimentación.

Llevar un estilo de vida saludable, la participación en programas de cribado del cáncer para una detección temprana y el tratamiento son factores de prevención.

FACTORES DE RIESGO MODIFICABLES:

1 – Limita el consumo de alcohol

El riesgo de padecer muchos cánceres aumenta cuanto mayor sea el consumo de bebidas alcohólicas, incluso con una ingesta moderada, aunque lo mejor para evitar el cáncer es evitar las bebidas alcohólicas. El alcohol puede aumentar el riesgo de seis tipos de cáncer: de colon (colorrectal), de mama, de boca, de faringe y de laringe (de boca y de garganta), esofágico, de hígado y de estómago.

2 – Mantén un peso saludable

El exceso de peso se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar 12 tipos de cáncer, incluidos el colorrectal y el pancreático. En general cuanto más aumente el peso, en particular en el caso de los adultos, mayor es el riesgo de cáncer.

3 – Come saludablemente

Según los expertos, la alimentación y la ingesta nutricional, sobre todo en el caso de las dietas con mucha carne roja, carne procesada y alimentos con sal y con poca fruta y verdura, repercuten en el riesgo de padecer cáncer, en particular en el colorrectal, el de nasofaringe y el de estómago.

4 – Haz ejercicio físico cada día

La actividad física habitual no solo ayuda a reducir el exceso de grasa corporal y el riesgo de cáncer asociado, sino que mantenerse activo físicamente puede ayudar a minimizar el riesgo de desarrollar cáncer de colon, de mama y de endometrio.

5 – No fumes

El humo del tabaco contiene al menos 801 sustancias diferentes que causan cáncer (carcinógenos). Fumar o mascar tabaco no solo causa cáncer de pulmón y de boca, sino que también se asocia a muchos otros canceres. Cuanto más fume una persona, cuanto antes empiece a fumar y cuanto más tiempo siga fumando, más aumenta el riesgo de cáncer. En la actualidad el consumo de tabaco causa aproximadamente el 22% de las muertes de cáncer.

6 – Evita y protégete de la radiación ionizante

Las fuentes de radiación artificiales pueden causar cáncer y suponen un riesgo para los trabajadores. Son el radón, los rayos X, los rayos gamma y otras formas de radiación de alta energía. La exposición prolongada y sin protección a la radiación ultravioleta del sol, las lámparas solares y las camas bronceadoras también pueden causar melanoma y neoplasias malignas en la piel. Las personas de piel clara, con muchos lunares o con antecedentes familiares de melanoma o de cáncer de piel distinto al melanoma presentan un riesgo más elevado. Sin embargo, el cáncer de piel puede afectar a personas con cualquier tonalidad de piel.

7 – En el trabajo protégete de las sustancias cancerígenas

Algunas personas se arriesgan a exponerse a sustancias carcinógenas debido a el trabajo que desempeñan. Se ha demostrado que la incidencia de cáncer de vejiga entre los trabajadores de la industria de los tintes químicos es superior a la habitual. El amianto es una conocida causa de cáncer relacionada con el lugar de trabajo, en particular de un cáncer llamado mesotelioma, que afecta al revestimiento pulmonar. Protégete cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral.

8 – Evita infecciones y participa en programas de vacunación

Los agentes infecciosos causan aproximadamente 2,2 millones de muertes de cáncer al año. El virus de la infección puede provocar cambios en las células que las vuelvan más susceptibles de convertirse en cancerosas. Alrededor del 70% de los cánceres de cuello de útero se debe a las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH), mientras que el cáncer de hígado y el linfoma no hodgkiniano pueden ser consecuencia del virus de la hepatitis B y la hepatitis C, y los linfomas están relacionados con el virus de Epstein-Bar. En estudios más recientes se ha demostrado que las personas con infección de estómago por helicobacter pylory aumentan el riesgo de cáncer de estómago. Es conveniente la vacunación de la hepatitis B en los recién nacidos y del VPH en las niñas.

9 – Participa en programas de cribado de detección del cáncer

Programas de cribado colorrectal para hombres y mujeres, de mama y cervicouterino en mujeres.